¿Cómo se produce la leche materna?

La leche materna es el alimento más completo que se le puede dar a un bebé durante los primeros seis meses de vida. Cubre sus necesidades nutricionales e inmunológicas, además de que a través de la lactancia formarás un vínculo mucho más profundo con tu bebé.
Durante el embarazo, tu cuerpo libera mayores cantidades de las hormonas estrógeno y progesterona.

Crece el pecho para luego generar la leche materna. La leche aparece después de la última fase del nacimiento, mediante los cambios hormonales. Los niveles de estrógeno y progesterona disminuyen así se permite la formación de la prolactina, la hormona de la lactancia, con lo que empieza la producción de leche materna.

Es importante tener en cuenta que los factores psicológicos influyen en la producción de leche materna. Por ejemplo, cuando oyes a tu bebé pidiendo leche, tu cerebro producirá más oxitocina; en cambio, si estás muy cansada o ansiosa, se interrumpe la producción de prolactina.

La hipófisis es la principal responsable del proceso de la lactancia, ésta glándula es la que produce las hormonas ya señaladas. Cuando el bebé succiona, la hipófisis libera prolactina, pero sobre todo cuando se vacía el pecho, de ésta manera se está produciendo leche constantemente. Para que la leche materna llegue a la superficie y el niño pueda sacarla, la oxitocina estimula al pezón, y obliga a salir la leche.

¿Leche materna ya en el embarazo?

Hacia el final del embarazo puede aparecer el calostro.

Tiene poca grasa, pero contiene importantes ingredientes que fortalecen el sistema inmune del bebé para protegerlo de las enfermedades. Justo después del parto puedes dejar que el bebé reciba el calostro.

En el tercer día después del nacimiento se iniciará la producción de la leche materna propiamente dicha, rica en grasas.

La preciada leche materna

La leche materna contiene muchas proteínas que son importantes para el crecimiento de tu bebé. El contenido de grasa cubre las necesidades del pequeño y se adapta a la edad de tu hijo. La proporción de ácidos grasos insaturados (LCP) que hay en la leche materna es muy alta y por lo tanto, muy saludable.

En el campo de los hidratos de carbono la leche materna contiene un 90% de lactosa, y el 10% restante son oligosacáridos. Son el alimento para las bacterias que hacen que el bebé tenga una flora intestinal sana, lo que favorece una evacuación suave y proteger al bebé de infecciones.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta