Cómo conservar la leche materna

¿Qué métodos utilizar para conservar la leche materna?

consejos para almacenar y conservar la leche maternaLa lactancia materna forma una parte de suma importancia dentro del desarrollo del bebé desde el momento de su nacimiento, sin embargo para algunas madres puede resultar un poco complicado combinar la vida con un nuevo bebé y con las responsabilidades de la vida laboral.

El que necesite incorporarse de nuevo al trabajo no significa que no puede amamantar a su hijo, ya que para esto se pone en práctica la extracción y posterior almacenamiento y conservación de la leche materna.

 

En este post vamos a aprender las mejores formas de cómo mantener la leche materna extraída…

Consejos para la Conservación de la leche materna extraída

Mantendrás a tu bebé con la mejor alimentación el tiempo que consideres necesario sin tener que recurrir a una alimentación con fórmula, es por eso que es muy importante conocer cómo almacenar, refrigerar y descongelar la leche materna de forma correcta para cuando la ocasión lo precise. También algunas personas lo consideran una oportunidad de crear un vínculo con el bebé parecido al que la madre tiene mientras lo alimenta.

Cuando se extrae y luego se almacena la leche materna es necesario que todo lo que vaya a hacer contando con la leche se esterilice de primera mano.

“La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta alrededor de los seis meses de edad y la continuación de la misma, con introducción gradual de los alimentos complementarios, hasta el segundo año de vida y más, si fuera posible.”

Se pueden utilizar varios métodos para la esterilización como son los de vapor químico o por ebullición, dependerá de tus gustos y necesidades. Todo lo que vaya a estar en contacto constante con el bebé debe estar limpio, así se evitan numerosas enfermedades y bacterias que se pueden ocasionar por implementos mal esterilizados.

Son muchos los casos y situaciones que llevan a que una madre recurra a la extracción como parte de la alimentación del bebé, dentro de los que se puede mencionar: que el bebé sea prematuro o nacido con bajo peso y no tenga la capacidad de tomar la leche directamente del pecho, por lo que es necesario extraer para luego alimentar y aportar todas las vitaminas y propiedades para su mejoría.

Si la madre se encuentra de permiso por maternidad y esté se vence, es necesario contar con un banco de leche para poder seguir alimentando al bebé en ausencia de la madre, de igual forma sucede si se presenta un viaje, una enfermedad o intervención en la madre que impida la alimentación directa.

También es importante que las madres reciban el descanso necesario para mantener una buena producción de leche, ayudar a recuperar su cuerpo, entre otras cosas y es por esto que muchos padres han dado un paso adelante ayudando con la alimentación de sus hijos, al mismo tiempo que crean ese vínculo tan especial que solo se pensaba podía ser con la madre.

Según profesionales el mejor momento para extraer la leche materna y comenzar a crear un banco de leche es luego de amamantar al bebé, siendo el proceso más sencillo para el cuerpo de la madre.

Se puede conservar la leche materna en la nevera.

Directrices para la congelación de la leche materna

¿Cuánto dura la leche materna en la nevera?Puedes ver el tiempo en el siguiente cuadro, teniendo en cuenta la temperatura ambiente, la del congelador y el tipo de leche…

Según el siguiente esquema sobre duración de leche materna congelada…

directrices de conservación de leche materna

Todas las extracciones se pueden almacenar en un mismo recipiente sin importar de qué pecho provengan, así como del momento en que fueron extraídos. Para lograr tener un buen banco de leche es importante conocer los tipos de recipientes donde se almacenará la misma.

Tipos de recipientes para congelar la leche materna

 

Existen varios tipos de recipientes donde se puede almacenar la leche materna luego de su extracción, pueden ser de cristal, plástico o las que muchas personas prefieren por su practicidad las bolsas para extracción. Los profesionales recomiendan las de cristal por sus beneficios pero todo dependerá de tu producción y forma de almacenamiento.

Los recipientes de cristal se consideran los mejores porque tienen menos poros que los recipientes de plástico, por lo que no permiten que ningún componente de la leche materna se filtre al exterior, además que son fáciles de limpiar y duran mucho tiempo. Solo se debe tener cuidado ya que son muy delicados y se rompen con facilidad.

Los recipientes de plástico son de los más populares aunque lo más importante a tener en cuenta es que se encuentren libres de BPA, ya que si se utiliza un recipiente que contenga este compuesto con el paso del tiempo y las altas temperatura mezclados con los detergentes, pueden liberar una sustancia dañina para los humanos. Aunque es muy sencillo de identificar ya que todos los fabricantes lo indican de antemano.

Hoy en día las bolsas de almacenamiento son de las más usadas ya que evitan tener que extraer en un recipiente y pasarlo a otro solo para almacenarlo. Con estas bolsas la madre puede realizar su extracción directamente y evita un riesgo de contaminación, aunque para algunas personas, las inmunoglobulinas que contiene la leche se adhieren a las paredes de la bolsa y consideran que el bebé no las obtiene en su totalidad.

Lo más importante a tener en cuenta cuando almacenamos leche materna es no combinar la leche recién extraída con la que tiene tiempo refrigerada. Si eres de las que produce pequeñas cantidades durante el día puedes mezclar varias extracciones y combinarlas, recordando que tienen que estar bien refrigeradas.

No es bueno guardar la leche materna en la puerta de la nevera, sino en la parte de atrás ya que es la parte más fría de la nevera y nos permite conservar todas las propiedades de la leche por más tiempo. Si quieres congelar la leche porque tienes más cantidad de la necesaria en el momento puedes utilizar los biberones donde hiciste la extracción o las bolsas para extracción, recuerda llenar hasta tres cuartos de la capacidad de la bolsa o el biberón porque la leche se expande una vez que se congela.

Marca e identifica todas las botellas y bolsas que almacenes en la nevera, para llevar un mejor control de la cantidad de extracción y el tiempo que tienen en la nevera. La leche materna no se puede descongelar ni calentar en el microondas o en agua hirviendo, ya que estará perdiendo todas las vitaminas y minerales necesarios, además que puede quedar muy caliente y quemar al bebé.

Todos los componentes de la leche materna se mantienen mejor al descongelarla en el fregadero durante toda la noche, algunas personas toman un envase con agua templada y colocan el biberón o la bolsa para ayudar en el proceso.

9 Putuacion total
Conservación de la Leche Materna-Consejos

Consejos para la Conservación y almacenamiento de la leche materna

Rating del usuario 5 (1 votos)

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta